El presunto sacrificio de los socialistas del puño y la rosa, planteando en primer término el NO a la investidura de Mariano Rajoy (rabieta infantil) y en la segunda votación aceptar la abstención, se hizo discurso balbuceante y patético en la boca de un militante llamado Antonio Hernando.

EL ÉXITO DEL SOCIALISMO ESPAÑOL DE FELIPE GALZALEZ Y ZAPATERO FUE LA CONSAGRACIÓN DEL PP COMO PARTIDO MAYORITARIO EN EL RÉGIMEN BORBÓNICO

EL ÉXITO DEL SOCIALISMO ESPAÑOL DE FELIPE GALZALEZ Y ZAPATERO FUE LA CONSAGRACIÓN DEL PP COMO PARTIDO MAYORITARIO EN EL RÉGIMEN BORBÓNICO

Su intervención no fue sino un canto al supuesto heroísmo y eficacia política del partido de Pablo Iglesias (el fundador del PSOE) a lo largo de sus 137 años de historia.

A medida que avanzaban los minutos, el tono de Hernando adquirió un tinte repelente de púlpito parroquial, cuando el orador, siempre vacilante, reconociendo que el “pueblo español” rechaza unas terceras elecciones, echó en  cara a Rajoy haber puesto en marcha una apisonadora que cercenó aún más los pocos derechos de trabajadores y las libertades públicas.

Y digo aún más, porque tales agresiones fueron implementadas desde 2009 por José Luis Rodríguez Zapatero, cuando este leonés socialista negaba la existencia de la crisis, iniciando el mayor atraco a los derechos, salarios y pensiones de los españoles/as, que contemplaban impotentes como su aparente “estado del bienestar” se convertía en un purgatorio más que real.

Pero lo más deleznable del discurso de Hernando se produjo hacia el final de la perorata.

El portavoz socialista, sin dejar de mirar sus papeles, hizo un canto a las continuas renuncias del PSOE alegando que “la historia les ha dado la razón“, desde que abandonaron el marxismo y acataban las órdenes de Washington para que España se uniera a esa maquinaria terrorista llamada OTAN.

Para colmo, el diputado adornó tales “logros” recordando que las políticas laborales que firmó el PSOE provocaron una huelga general que les enfrentó con la UGT, sindicato hermano del partido, pero “el tiempo les dio la razón”.

Lo entiendo muy bien. Hernando demostró ser fan de la “perseveración” en el error, olvidando que el marxismo sigue más vivo que nunca, que la OTAN es la mayor amenaza a la paz mundial y que los trabajadores españoles/as han regresado (no sólo por obra y desgracia de Rajoy) a un escenario de pobreza y desempleo, del que solo ellos y el PP son responsables.

Y una vez más se demostró lo que hoy niega ese novio despechado que es el club de Fans de Pablito: que el PPSOE encarna una misma boñiga y que la oposición ya no existe, excepto en los partidos extraparlamentarios y en un inteligente 35% de ciudadanos/as que no creen en esta democracia representativa, tan miserable como quienes juegan encantados a este pasatiempo que arruina a los pueblos.