Los gobiernos de Siria y de Rusia analizan la posibilidad de reanudar la tregua contra los grupos yihadistas que operan en Alepo, con fines humanitarios.