La histórica votación de este año llevada a cabo en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre la necesidad de poner fin al bloqueo económico, financiero y comercial de Estados Unidos contra Cuba generó un gran impacto en todo el mundo.

En la Mayor de las Antillas, la ciudadanía cubana celebró el resultado de la votación en la que 191 países votaron a favor, Estados Unidos e Israel se abstuvieron y no hubo ningún voto en contra a la resolución que pide poner fin a esa política norteamericana.

Asimismo, los cubanos subrayaron la necesidad de que el gobierno de Barack Obama tenga acciones concretas que beneficien a ambos pueblos.