El Ministerio ruso de Defensa ha acusado a los Cascos Blancos de falsificar las imágenes digitales de ese supuesto ataque.

El Ministerio de Defensa de Rusia ha afirmado que ha enviado un avión no tripulado para analizar el lugar donde se produjo un presunto bombardeo sobre una escuela de Idlib (Siria) y que ese aparato no ha registró ninguna evidencia de ataques aéreos. Además, este organismo ruso ha acusado a los Cascos Blancos de falsificar las imágenes digitales de ese supuesto ataque.

El portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia, el general Ígor Konashénkov, ha señalado que los militares rusos “analizaron cuidadosamente los datos de todos los medios de control objetivo de la situación aérea del norte de Siria” y concluyeron de manera “absoluta” que este 26 de octubre “ningún avión de las Fuerzas Aéreas de Rusia entró en la zona“.

Konashénkov ha detallado que el ministerio ruso analizó “las fotografías y videos de las supuestas evidencias” de la destrucción del centro docente.

Ha remarcado que “el video del bombardeo de la localidad de Hass (Siria)” que ha aparecido en algunos “medios de comunicación extranjeros” es “un montaje de más de 10 piezas” distintas tomadas en diferentes momentos del día.

https://actualidad.rt.com/actualidad/222182-rusia-presenta-pruebas-fotograficas-bombardeo