Según unas cartas supuestamente escritas por sus propios hermanos, Jesucristo no era el hijo de Dios, no tenía naturaleza divina y ni siquiera fue crucificado.

LO DIVERTIDO DE ESTE TIPO DE REVELACIONES RADICA EN QUE MILLONES DE PERSONAS, AUNQUE SE DEMOSTRARA QUE JESUCRISTO ES UN PERSONAJE DE FICCIÓN, CONTINUARÍAN CREYENDO EN ESA LEYENDA

LO DIVERTIDO DE ESTE TIPO DE REVELACIONES RADICA EN QUE MILLONES DE PERSONAS, AUNQUE SE DEMOSTRARA QUE JESUCRISTO ES UN PERSONAJE DE FICCIÓN, CONTINUARÍAN CREYENDO EN ESA LEYENDA

Unas cartas escritas al parecer por miembros de la familia de Jesucristo, aparecidas pocos años después de su muerte, cuestionan los aspectos fundamentales del cristianismo, según ha señalado un profesor del Departamento de Estudios Religiosos de la Universidad de Carolina del Norte (EE.UU.), James Tabor, en el documental ‘La familia secreta de Jesús’.

Tanto el Evangelio de Marcos como el Evangelio de Mateo afirman que Jesús tenía cuatro hermanos (Jacobo, José, Simón y Judas -no el traidor, sino otro) y mencionan también a varias hermanas. Precisamente en las cartas escritas por Jacobo (o Santiago) y Judas no hay ninguna referencia sobre la divinidad de Jesús, cree el académico.

La ‘Epístola de Santiago’, uno de los textos cristianos más antiguos, supuestamente fue escrita en el siglo I y describe a Jesús como el ‘maestro’ de sus seguidores pero no menciona su origen divino.

Ni siquiera menciona que fuera crucificado, una de las piedras angulares de la fe cristiana.

“La Epístola de Santiago trata de las enseñanzas de Jesús y no de enseñanzas sobre él. Santiago transmite lo que ha recibido de su hermano”, asegura Tabor.

No menciona la crucifixión de Cristo, no menciona la sangre de Jesús, no menciona el perdón de los pecados por creer en Dios, nada de eso“, añade.

Uno de los libros cristiano más antiguos, la ‘Enseñanza del Señor a las naciones por medio de los doce apóstoles’ (o ‘Didaché’), escrita en los tiempos en que toda la familia de Jesús estaba viva, recomienda seguir las enseñanzas más que a la persona en sí. El ‘Didaché’ tampoco contiene ninguna mención al nacimiento virginal ni a la resurrección, y presenta a Jesús como un siervo de Dios.

Sin embargo, en sus primeros días la Iglesia desarrolló otra narración de Jesucristo, asegura el científico.

Una carta de Judas de la Biblia muestra que las personas que conocían a Jesús estaban cada vez más cansadas de que sus seguidores difundieran mensajes sobre su divinidad, según Tabor.

“Está muy preocupado y habla con un pequeño grupo que le escuchaba. Creo que en realidad Judas dice que no escuchen todas esas cosas nuevas y que luchen duramente por la fe original que se les entregó”.

https://actualidad.rt.com/viral/222406-cartas-antiguas-prueban-jesucristo