El actual modelo económico del presidente argentino Mauricio Macri, ha generado endeudamiento, sangría de divisas y recesión. En los últimos cinco años se han fugado del país sólo en este año más de 10 mil millones de dólares.