EE.UU. pretende que todos los sistemas de defensa de sus aliados queden bajo el control de sus satélites.

Los estadounidenses destinan 55 centavos de cada dólar de impuestos federales en financiar al Pentágono, que controla 800 bases militares y continúa instalando su escudo antimisiles por todo el mundo.

Interoperabilidad’ ha sido el término asignado por EE.UU. para describir el proceso diseñado para que todos sus aliados cuenten con sistemas militares controlados por el Mando Espacial de EE.UU., advierte un artículo del centro canadiense de investigación especializada Global Research.

Según su autor, esto se traduciría en un control total por parte de EE.UU. de los satélites y estaciones militares terrestres de sus aliados, lo que permitiría a Washington tener en el punto de mira a cualquier objetivo en la superficie de la Tierra.

Bruce K. Gagnon, autor de la publicación y actual coordinador de una organización global contra las armas y el poder nuclear espacial, considera muy peligroso el deseo del Pentágono de “controlar y dominar el espacio, y negar a otras naciones el derecho para su utilización”.

La teoría del ‘excepcionalismo estadounidense’, según el autor, se está extendiendo también hacia el espacio exterior. Para ello, EE.UU. necesita ampliar su dominio atrayendo países con economías crecientes —como la India— y disolver alianzas estratégicas que no favorezcan a sus intereses —como el BRICS, ya debilitado con el reciente cambio de gobierno en Brasil—.

SEGUIR LEYENDO EN

Origen: EE.UU. busca dominar el espacio antes de un eventual conflicto armado con Rusia y China – RT