El doctor Monzón, alias Gran Wyoming,  da saltos de alegría en el plató de La Secta: el nombramiento de Mariano Rajoy le ha asegurado cuatro años más de contrato para su programa de televisión.

wyoming

De haber triunfado el gobierno alternativo, del que su presidente sería Pedro Sánchez y el vicepresidente Pablito Iglesias, tal vez hubiera significado el final del espacio, dado que ninguno de los mentados tiene la menor gracia, además de ser dos de los políticos por los que el cómico madrileño profesa gran simpatía.

Pero la alegría del Gran Wyoming es inevitable. Nunca un presidente tan mediocre y nefando como Rajoy (similar a Zapatero) proporcionó tanto dinero a un profesional de la comicidad.