Un experto e historiador estadounidense revela los riesgos que entraña para los intereses de Washington la propaganda antirrusa y la demonización del presidente Vladímir Putin.

UN PROFESOR HONESTO E INTELIGENTE QUE RECONOCE LA AGRESIVIDAD DEL GOBIERNO DE EE.UU. Y LA INJERENCIA DE OBAMA EN EL GOLPE DE ESTADO EN UCRANIA

UN PROFESOR HONESTO E INTELIGENTE, QUE RECONOCE LA AGRESIVIDAD DEL GOBIERNO DE EE.UU. CONTRA RUSIA Y LA INJERENCIA DE OBAMA EN EL GOLPE DE ESTADO EN UCRANIA

El profesor y el experto estadounidense en historia de Rusia, Stephen Cohen, ha explicado por qué la retórica antirrusa de los políticos y los medios de comunicación estadounidenses y las críticas a la personalidad del presidente Vladímir Putin son peligrosas para EE.UU. en un artículo en ‘The Nation’. Según Cohen, este riesgo se manifiesta en varios aspectos.

Nueva Guerra Fría

En primer lugar, Cohen considera que al presentar la personalidad del presidente ruso con matices negativos EE.UU. también oscurece la imagen de Rusia en general, lo que “propulsa e intensifica la nueva Guerra Fría”.

Las críticas severas y la demonización del líder ruso que los medios de comunicación estadounidenses practican ya casi hace una década representan “un fenómeno sin precedentes”, según el experto, porque “ningún mandatario soviético a partir de Stalin ha sido criticado tanto como Putin“.

Seguridad

En segundo lugar, al llamar a Putin “líder criminal”, EE.UU. descarta automáticamente la colaboración con Rusia en el ámbito de la seguridad nacional, advierte el historiador. Cohen recuerda que la personalidad de los mandatarios está vinculada a esta esfera.

Degradación periodística

En tercer lugar, apoyando manifestaciones y supuestas informaciones antirrusas (que, según Cohen, “no disponen de una base de hechos exactos y verificados“) medios de comunicación “como ‘The New York Times’, ‘The Washington Post’, MSNBC, CNN y otros” contribuyen a “la degradación de los estándares y la honradez del periodismo“, destaca el historiador.

‘Neomacartismo’ estadounidense

Además, la demonización de Putin provocó “un episodio vergonzoso y nocivo de neomacartismo” que ha manifestado en la campaña electoral de la candidata demócrata al a la presidencia Hillary Clinton contra su rival republicano Donald Trump, asegura Cohen.

El experto ha calificado de “especialmente lamentables” las insinuaciones respecto a la actitud prorrusa de Trump aparecidas recientemente.

Cohen recuerda que estas acusaciones tampoco tienen ninguna base y además perjudican las relaciones ruso-estadounidenses.

A su juicio, esta “frialdad” en las relaciones bilaterales a estos “tiempos sumamente peligrosos” –realidad sobre la que algunos críticos de las políticas de EE.UU. “temen hablar”, cree Cohen– puede prolongarse “muchos años”.

El papel del liderazgo de Putin

Tras mencionar las acusaciones tradicionales de EE.UU. a Putin (la ‘desdemocratización’ de Rusia, la cleptocracia y la autocracia, el asesinato de rivales políticos y periodistas, la política internacional agresiva contra Occidente, el deseo de recrear la Unión Soviética, etc.), Cohen recuerda que ninguna de ellas está respaldada por hechos.

El experto ofrece un punto de vista alternativo sobre el papel del liderazgo de Putin en la historia contemporánea de Rusia.

El presidente ‘heredó’ un país que “se derrumbó dos veces en el siglo XX” –primero en 1917 y después en 1991– y por eso “su misión no fue restaurar la Unión Soviética sino restaurar Rusia como Estado próspero y estable”, asegura el experto.

Ello incluía, explica Cohen, “tanto la soberanía como la seguridad nacional, considerablemente disminuidos en los años noventa“. El historiador subraya que la expansión de la OTAN “amenazó esta misión”.

Por eso, concluye Cohen, el presidente ruso “no debe considerarse un líder que promueve una política internacional agresiva” sino un político “fundamentalmente reactivo” que “responde a las provocaciones de EE.UU. y la OTAN”.

https://actualidad.rt.com/actualidad/222752-propaganda-antirusa-peligro-eeuu