Los diarios y plataformas de TV del mundo occidental, especialmente las españolas, desde “La Razón” a “El País”, de “Intereconomía” a “La Secta“,  vuelven a quedar en un ridículo mayúsculo, ante el apoyo mayoritario de los países representados en el Consejo de DDHH de Naciones Unidas, que aprobaron el modelo venezolano de protección de los Derechos Humanos; algo que el régimen borbónico está lejos de lograr, habida cuenta de las últimas advertencias a España en cuanto a la violación de esas dignidades ciudadanas.

La ministra del Poder Popular para Relaciones Exteriores, Delcy Rodríguez, lo afirmó luego de regresar de la ciudad suiza de Ginebra donde representó al país, junto con una delegación, en la presentación del Informe Periódico Universal el pasado martes primero de noviembre.

La mayoría de países, por no decir la totalidad, manifestaron su respaldo al modelo de derechos humanos en Venezuela y las recomendaciones las hicieron en el sentido de la evolución, de la progresividad en nuestro modelo”, precisó en una rueda de prensa en la sede de la Cancillería, en el centro de Caracas.

“Venezuela ya alcanzó un estándar en materia de derechos humanos y las recomendaciones van dirigidas de reforzar y evolucionar los logros y avances que ya hemos alcanzado en las áreas socioeconómica, cultural, de educación y en el resto de los ámbitos de los derechos humanos”.