Tras las agresiones de la policía a diputados y manifestantes del FPV, ocurridas durante el acompañamiento que hicieron militantes y compañeros de la ex presidenta Fernández de Kirchner hace unos días, grupos activistas y colectivos ciudadanos en general alertaron sobre las consecuencias que tendrá el recorte en los recursos que se entregan en materia de Derechos Humanos.

Expertos consideran que hay una decisión del gobierno de Mauricio Macri, para eliminar tales financiamientos.

El régimen argentino y sus tropelías parecen satisfacer a la OEA y a su Secretario General, Luís Almagro, digno sucesor del impresentable abogado chileno, el “socialista” José Miguel Insulza.