Se ha reducido a un punto la diferencia porcentual en la intención de votos de cara a la elección presidencia de Estados Unidos, entre los candidatos Hillary Clinton y Donald Trump, así lo revela una encuesta efectuada este fin de semana.

NOTA DEL ADMINISTRADOR.- Sin embargo, en caso de que la candidata del PD fuera elegida presidenta, el partido republicano, mayoritario en la Cámara de Representantes, ha advertido que las medidas que Clinton quiera poner en marcha, como le ocurrió a su compadre Barack Obama, contarán con la oposición continua y radical de los compañeros de Trump.

La ingobernabilidad del ejecutivo que rodee a Hillary, tendrá que echar manos de los decretos presidenciales, tal y como Mauricio Macri impone en Argentina.

Lo más siniestro y peligroso de esta posibilidad es que la señora Clinton, psicópata y mentirosa compulsiva, tiene facultades para declarar la guerra, aunque las cámaras alta y baja se opusieran a la medida. Putin estará atento… y China también.