Tras el triunfo contundente en las elecciones de este domingo, los nicaragüenses festejaron en las calles el triunfo del presidente Daniel Ortega y de su esposa Rosario Murillo, vicepresidenta, para un tercer mandato del FSLN.