Lo más despreciable de los medios españoles (occidentales en general, salvo puntuales excepciones) no son sólo las manipulaciones y las mentiras constantes que se airean en periódicos y en los servicios “informativos” (?) de las plataformas televisuales.

DE MOMENTO, EN DEPORTACIONES, BARACK OBAMA GANA A TRUMP `POR DOS MILLONES A CERO

DE MOMENTO, EN DEPORTACIONES, BARACK OBAMA GANA A TRUMP `POR DOS MILLONES A CERO

Lo repulsivo son las ausencias clamorosas de realidades, que se suelen ocultar para no desmitificar a personajes como Barack Obama, el primer presidente negro de EEUU capaz de superar a George W.Bush en mentiras, falacias, invasiones, víctimas mortales, golpes de estado e incumplimiento de promesas electorales.

LA MEMORIA DE LOS TELEDIARIOS DE TODAS LAS CADENAS ESPAÑOLAS ES  BASTANTE DÉBIL

LA MEMORIA DE LOS TELEDIARIOS DE TODAS LAS CADENAS ESPAÑOLAS ES BASTANTE DÉBIL Y HIEDE A PERRODISMO GOEBBELSIANO

Miles de editoriales y proclamas advirtieron de la amenaza que encarnaba el “Diablo Trump“, cuando habló de las medidas que implementaría para solucionar el problema de los “sin papeles”.

Pero pocas. escasísimas noticias, para recordar que bajo la presidencia de Obama se batieron todos los récords de deportaciones formales y el aumento en la efectividad y aplicación de programas para expulsar a indocumentados con muchos años en el país.

Esa fue la conclusion a la que llegaron, hace cuatro años, varios estudiosos que analizaron las cifras existentes del Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

Es innegable que el Gobierno de Obama ha realizado dos millones de deportaciones formales”, aseguró en su día Tanya Golash Boza, profesora de Ciencias Sociales de la Universidad de California, en Merced, y experta en análisis de las cifras migratorias.

immigration-workers-d_hutc

La mayor cifra en décadas

Por otra parte, un análisis de las cifras del citado organismo, el DHS, que clasifica separadamente las deportaciones (removals) y los retornos (los que son devueltos en la frontera de forma acelerada sin un proceso formal, aunque no siempre), confirmaba que el Gobierno de Barack Obama fue el que decidió más deportaciones formales por año “y en el total” de las últimas décadas.

Por ejemplo, al final de los dos períodos de Bill Clinton, en 2000, se realizaron 188 mil deportaciones. El último año de George W. Bush las deportaciones habían subido a 359 mil. En 2012, Obama realizó 419 mil deportaciones formales.

Cuando el primer presidente negro abordaba su segundo mandato, las calles de las ciudades estadounidenses, desde Boston a Miami se llenaban de pancartas: “Ni una deportación más”, “Mantengan a las familias juntas” y “Sí a la legalización” fueron los lemas coreados por los manifestantes.

De la misma forma, ocultar el racismo declarado de la candidata demócrata, quien en 1996 tildaba a la comunidad negra de “pandilla de superdepredadores que deberían estar en el talego“, mientras se trataba de demonizar a Trump por frases menos despreciables, aunque igualmente xenófobas, es una de las estrategias más repulsivas de ese periodismo que haría feliz al nazi Josep Goebbels.

Un periodismo que borbotea desde Intereconomía a la Secta, con caras diferentes pero salpicado del mismo amarillismo.

pantallazo