El asombro y estupor causados por la victoria inesperada (para los más ingenuos) del candidato republicano, Donald Trump, en las elecciones presidenciales estadounidenses, quedó reflejada no solo en los medios, sino también en todas las redes sociales.

Lógica reacción ante unas informaciones sesgadas y carentes del menor rigor, lanzadas desde plataformas mediáticas ancladas en la mentira, la manipulación, la parcialidad, que ocultaron las declaraciones y los numerosos apoyos de sendos movimientos sociales que arropaban al hoy presidente electo.

El día 7, en este blog publiqué una entrada en la que se advertía de la enorme posibilidad del triunfo del millonario.

https://tenacarlos.wordpress.com/2016/11/07/ee-uu-los-poderes-facticos-tiemblan-ante-la-posible-victoria-de-trump/