El presidente de la Asamblea Nacional de Francia, Claude Bartolone, presentó una propuesta de juicio político contra el presidente François Hollande con el fin de destituirlo.

Un documento promovido en el ente legislativo acusa al mandatario por presuntas revelaciones de secretos que atentarían contra la seguridad nacional, con base en el libro “Un presidente no debería decir eso“, en el que Hollande admite haber ordenado asesinatos por motivos de seguridad y revela detalles de un ataque fallido en Siria, en 2013.