Lo interesante esta vez es que el slogan de marras lo encabeza (con ganas y con una sonrisa) el propio presidente usaco, dando la espalda a un siglo de injerencias wilsonianas basadas en un derechohumanismo empapado de sangre, átomos letales y napalm.

¿ALMAS GEMELAS?

¿ALMAS GEMELAS?

Ojalá no se apee de su discurso (me da que no, tanto por su tozudez como por su ego de magnate montaraz e independiente: sus presuntos defectos hoy pueden ser la garantía de nuestras expectativas multipolares) ni se lo carguen los poderes en la sombra (ojalá esa sombra sea cada día más menguada y los plumeros del spam humano que ha convertido a Occidente en sinónimo de entropía sean puestos en evidencia desde el mismísimo corazón del imperio).

Y una diferencia para quienes consideran venenosamente a Trump como el Gorbie norteamericano: Gorbie, acorde con los principios del fariseísmo derechohumanista, liquidó a la URSS y dejó el camino libre a la beoda bestia yeltsiniana; Trump, por evitar el despeñadero en que se encontraban los EEUU desde la configuración delirantemente troskonservadora del NOM, desea regenerar su país de la única manera posible, volviendo a los principios de realidad en política y economía, acabando de una vez con los espejismos de Playstation que han reducido a Occidente a un parque temático con arrebatos sociópatas, a un Nerón constantiniano que se las da de Mesías del buen rollito mientras masacra y envilece a diestra y siniestra.

Oh, qué tristeza para los bilduitarras euromaidanescos, para los rufianes rusófobos de la Esquerra, para los atlantopodemistas (con el inefable miliko -mejor, milikito- Rodríguez, que encabezó el contingente eXXXpañol cuando el gadaficidio)…: ¿cómo puede ser que la primera autoridad de la potencia que exigió la creación de la OTAN hoy dé la espalda a tan fermosa creatura?

El mundo al revés.

Justo. Porque, tras tanto tiempo de sinsentido, sólo así podrá volver a girar derecho.

http://luminar21.blogspot.com.es/2016/11/yankees-go-home-ii-esta-vez-va-de-veras.html