La Asamblea Nacional francesa inicia un proceso tendente a destituir a François Hollande como presidente de la República. Pero los “socialistas” cerrarán filas para proteger los crímenes de su compadre.

AL MENOS, ESTE SINIESTRO PERSONAJE ADMITE HABER ORDENADO VARIOS ASESINATOS. OTROS, COMO FELIPE GONZÁLEZ, AÚN NO LO HAN ADMITIDO

AL MENOS, ESTE SINIESTRO PERSONAJE ADMITE HABER ORDENADO VARIOS ASESINATOS. OTROS, COMO FELIPE GONZÁLEZ, AÚN NO LO HAN ADMITIDO

El cuestionaminto surge a partir de la reciente publicación del libro “Un presidente no de­bería decir eso”, escrito por Gé­rard Davet y Fabrice Lhomme, dos prestigiosos periodistas de investigación del diario Le Monde, en el que se revelan aspectos muy oscuros y delictivos del mandatario más impopular del país en los últimos 100 años.

El presidente de la Asam­blea Nacional de Francia, Claude Bartolone, entregó al jefe de Estado y al primer mi­nistro, Manuel Valls, una copia del proyecto de resolución, para iniciar un proceso de destitución del mandatario, acusado de revelación de secretos.

Según el diario Le Parisien, el doc­­umento firmado por 79 diputados del opositor partido Los Re­pu­blicanos, apela al artículo 68 de la Constitución francesa, que señala que el mandatario puede ser destituido, por un incumplimiento de deberes que sea manifiestamente in­compatible con el ejercicio de su cargo.

En el libro mencionado, Hollande ofrece una amplia entrevista, durante la que revela detalles que han despertado una gran controversia en el país galo, precisó Russia Today.

El todavía presidente francés admite que ordenó asesinatos por razones de seguridad y revela datos de un plan de ataque fallido a Siria que data del 2013.

Para la oposición, la revelación de estas informaciones confidenciales supone «graves violaciones» que ponen en peligro la seguridad nacional de Francia.

Por su parte, el diario Le Figaro señaló que las posibilidades de que se ponga en marcha el procedimiento del impeachment son prácticamente nulas, debido a que la mayoría del Parlamento está en manos del Partido Socialista, liderado por Hollande.

De acuerdo con la legislación de Francia, la resolución debe pasar por varias etapas de aprobación. Así, según el procedimiento establecido, la Oficina de la Asamblea Na­cional decide si el proyecto será examinado por el Parlamento.

Después, una vez aprobada por la Oficina y presentada ante la Co­misión de Legislación de la Asam­blea Nacional, la resolución se so­mete a la discusión en ambas cámaras. En caso de decisión negativa, todo el procedimiento se termina, indicó Sputnik.

anti-hollande-1

NOTA.- La democracia occidental muestra una vez más su absoluto desprecio por las leyes vigentes, locales e internacionales, permitiendo que un asesino confeso, un terrorista sin más, pueda cometer toda clase de delitos desde su sillón presidencial, sin que el Tribunal de la Haya siquiera trate de investigar y procesar al mandatario francés.

Una impunidad que define a las claras el tipo de neofascismo que rige en EEUU y la Unión Europea, disfrazado de democracia representativa.