El historiador Stephen Cohen explica cómo el nuevo presidente de EE.UU aprovechará su experiencia de hombre de negocios a la hora de mejorar las relaciones con Rusia y qué dificultades afrontará.

EL PROFESOR COHEN RECONOCE QUE TRUMP SE ENCUENTRA EN UN ATOLLADERO DEL QUE SÓLO PODRÍA LIBERARSE CUMPLIENDO CON SU AGENDA

EL PROFESOR COHEN RECONOCE QUE TRUMP SE ENCUENTRA EN UN ATOLLADERO DEL QUE SÓLO PODRÍA LIBERARSE CUMPLIENDO CON SU AGENDA

En una entrevista concedida a RT el historiador estadounidense Stephen Cohen expone los problemas clave que deberá afrontar Donald Trump en su nuevo mandato presidencial, la posibilidad de que cumpla sus promesas, así como de mejorar las relaciones con Rusia.

Según Cohen, la intención de Trump de suavizar las relaciones con Rusia resulta evidente.

Ha dicho repetidamente que debemos cooperar con Rusia en Siria“, recuerda el experto, subrayando que, a pesar de que Trump, en general, es “la antítesis” de Obama, hay una cuestión en la que coincide con el presidente saliente: la necesidad de cooperar con Rusia.

Hace unos tres meses el presidente Obama y el presidente Putin han tenido un plan para trabajar juntos en Siria, de hecho una alianza militar“, recuerda Cohen, añadiendo que esa fue una de las propuestas de la política internacional de Trump.

DONALD TRUMP HABLA CON EL EXALCALDE DE NUEVA YORK, RUDOLPH GIULIANI, DURANTE SU VISITA AL PARQUE NACIONAL MILITAR DE GETTYSBURG, LUGAR DE UNA IMPORTANTE BATALLA EN JULIO DE 1863 DURANTE LA GUERRA CIVIL DE EE.UU, EN PENSILVANIA, EE.UU. FOTO TOMADA EL 22 DE OCTUBRE DE 2016.JONATHAN ERNST REUTERS

DONALD TRUMP HABLA CON EL EXALCALDE DE NUEVA YORK, RUDOLPH GIULIANI, DURANTE SU VISITA AL PARQUE NACIONAL MILITAR DE GETTYSBURG, LUGAR DE UNA IMPORTANTE BATALLA EN JULIO DE 1863 DURANTE LA GUERRA CIVIL DE EE.UU, EN PENSILVANIA, EE.UU. FOTO TOMADA EL 22 DE OCTUBRE DE 2016.JONATHAN ERNST REUTERS

“Se enfrentará a la poderosa coalición que defiende la Guerra Fría”

Pero ante el reto de recomponer la relaciones con Rusia, el nuevo presidente puede toparse con muchos obstáculos, según Cohen.

“Si Trump se dirige hacia la ‘distensión’ y la reducción del conflicto en las relaciones con Rusia y hacia la cooperación, por ejemplo, en Siria, se enfrentará a la feroz y poderosa coalición que apoya la Guerra Fría, de demócratas y republicanos, incluidos los medios de comunicación aquí en EE.UU”, advierte el historiador.

“Ahora estamos en una Guerra Fría más peligrosa que aquella Guerra Fría de 40 años que libramos y que ya terminó. Hay tres lugares donde Rusia y EE.UU. pueden fácilmente, de repente, encontrarse en una ‘guerra caliente’: la región báltica, Ucrania y Siria”, explica Cohen, destacando que “Trump ha dicho que quiere hacer algo para mejorarlo“.

En este sentido, reconoce que “lo que dice [Trump] es muy fragmentario, aunque es diferente de lo que dice otra gente”.

Cohen recuerda que Trump dijo que “quiere trabajar con el presidente ruso Vladímir Putin” y que “cree que sería excelente que Rusia y EE.UU. se unieran para combatir el terrorismo en Siria”.

“Vamos a ver si Trump va a actuar”, resume Cohen, que cree que Vladímir Putin, por su parte, está dispuesto a cooperar.

MIEMBROS DEL CLERO REZAN POR DONALD TRUMP EN EL NEW SPIRIT REVIVAL CENTER, EN LA CIUDAD DE CLEVELAND HEIGHTS, OHIO, EE.UU., 21 DE SEPTIEMBRE DE 2016.JONATHAN ERNSTREUTERS

MIEMBROS DEL CLERO REZAN POR DONALD TRUMP EN EL NEW SPIRIT REVIVAL CENTER, EN LA CIUDAD DE CLEVELAND HEIGHTS, OHIO, EE.UU., 21 DE SEPTIEMBRE DE 2016.JONATHAN ERNSTREUTERS

Mentalidad de un hombre de negocios

“Lo que EE.UU. necesita desesperadamente”, subraya Cohen, “no es un amigo en el Kremlin, sino un socio”. En este sentido, como Trump aporta a la presidencia el modo de pensar de un hombre de negocios que “no está buscando amigos sino socios, gente que tiene los mismos intereses”, la posibilidad de esta cooperación es real.

Por esta razón, Cohen opina que “no hay razón de intereses nacionales prácticos por los que Trump y Putin no deban ser socios en el ámbito de la seguridad nacional” y que solo “la manía de la Guerra Fría en EE.UU.”, con la “demonización de Putin que se ha convertido en una institución”, podrían ser un obstáculo.

No obstante, Cohen advierte que no se pueden lanzar campanas al vuelo.

No seamos ingenuos, la oposición que las autoridades estadounidenses políticas bipartitas muestran ante cualquier cooperación con Rusia, cualquier cooperación, por racional que sea, es absolutamente feroz”.

Por eso Trump “tiene que ser sumamente ingenioso”, destaca. Asimismo, añade que el nuevo presidente necesitará el apoyo de la gente que entiende los peligros de esta nueva Guerra Fría y que, a pesar de no votar a favor de Trump en las elecciones, apoyarán al nuevo presidente si va a promover una política de la cooperación con Rusia. La pregunta, según Cohen, es si aparecerá esta gente o no.

Asimismo, el historiador menciona el problema del papel de la OTAN, que Trump abordó en su campaña electoral, calificando de “terrible” la misión actual de la Alianza Atlántica de “desplazar su poder hacia las fronteras de Rusia”.

En cualquier caso, Cohen concluye que el mero hecho de que la presidencia de Trump despierte la discusión en el país, incluido el papel de la OTAN, ya es “algo bueno”.

https://actualidad.rt.com/actualidad/223618-cohen-razon-trump-putin-ser-socios