El presidente de Rusia, Vladímir Putin, anunció el 16 de noviembre que Rusia no planea convertirse en miembro del Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional (CPI).

LA CORTE PENAL INTERNACIONAL DE LA HAYA REPRESENTA LA MAYOR DESVERGÜENZA JURÍDICA DEL RÉGIMEN NEOLIBERAL. NINGUNO DE ESTOS CRIMINALES DE GUERRA HA SIDO SIQUIERA INVESTIGADO

LA CORTE PENAL INTERNACIONAL DE LA HAYA REPRESENTA LA MAYOR DESVERGÜENZA JURÍDICA DEL RÉGIMEN NEOLIBERAL.
NINGUNO DE ESTOS CRIMINALES DE GUERRA HA SIDO SIQUIERA INVESTIGADO

El país firmó el Estatuto de Roma en el año 2000, pero nunca lo ratificó y, a juzgar por las declaraciones de Putin, no planea hacerlo en el futuro.

La Corte Penal Internacional no ha cumplido con las esperanzas que teníamos depositadas en ella y no se ha convertido en un organismo verdaderamente independiente y respetable de la justicia internacional”, comenta el Ministerio de Asuntos Exteriores.

Escepticismo hacia a la Corte Penal Internacional

El politólogo Fiódor Lukiánov, jefe de redacción de la revista Rusia en la política global, opina que la postura de Rusia no es excepcional:

EE UU también firmó el Estatuto de Roma y tampoco lo ha ratificado. Su gobierno no permite la posibilidad de que sus ciudadanos puedan ser juzgados por un organismo que no sea estadounidense”.

El experto opina que Moscú solo ha participado en el plano formal en la actividad de la CPI, por lo que su rechazo a ratificar el Estatuto de Roma no conllevará cambios importantes.

LUÍS MORENO OCAMPO, FUE UNO DE LOS FISCALES PREVARICADORES DE LA CORTE PENAL INTERNACIONAL NO QUIERE SABER NADA DE  LOS SÁTRAPAS, DICTADORES Y MONARCAS CRIMINALES DEL MUNDO ÁRABE

LUÍS MORENO OCAMPO, FUE UNO DE LOS FISCALES PREVARICADORES DE LA CORTE PENAL INTERNACIONAL NO QUIERE SABER NADA DE LOS SÁTRAPAS, DICTADORES Y MONARCAS CRIMINALES DEL MUNDO ÁRABE

“Rusia nunca ha sido demasiado partidaria de la justicia transnacional” –señala Lukiánov-. El hecho de que se adhiriera, sin demasiado entusiasmo, a la tendencia general de crear una justicia internacional y universal, se debió más bien a que antes todos seguían esta vía”.

La comunicación con Crimea

Las declaraciones de Putin sobre el rechazo a ratificar el Estatuto de Roma llegaban después de un informe del fiscal de la CPI, que comparaba la reunificación de Crimea con el conflicto internacional entre Rusia y Ucrania.

En opinión de la CPI, Rusia utilizó las tropas “para obtener el control sobre determinadas partes del territorio de Ucrania sin el consentimiento del gobierno ucraniano”.

Según Fiódor Lukiánov, las declaraciones sobre Crimea “han dado un cierto impulso” al rechazo formal de Rusia a participar en la CPI: el gobierno ruso no desea que la actividad de ciudadanos rusos en Crimea pueda juzgarse en La Haya.

Al mismo tiempo, el experto subraya que la política de Rusia se muestra escéptica con la CPI desde hace tiempo y que en este caso las declaraciones del gobierno ruso son un gesto formal.

La importancia jurídica

El Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional, también llamado Carta de la CPI, es un documento que establece las normas de los procesos penales relacionados con los casos que forman parte de la competencia de la CPI.

La competencia de la Corte se limitará a los crímenes más graves de trascendencia para la comunidad internacional en su conjunto”, señala el Estatuto de Roma (art. 5).

Entre estas competencias figuran los genocidios, los crímenes contra la humanidad, los crímenes de guerra y los crímenes de agresión.

Según el artículo 126 del Estatuto entra en vigor para los estados que lo firmen y lo ratifiquen. Por lo tanto, los ciudadanos de los países que no hayan firmado o ratificado el Estatuto de Roma no podrán ser imputados en los casos abiertos por La Haya.

El rechazo de Rusia a la ratificación de este documento significa que si un ciudadano de Rusia comente un acto previsto por la CPI como delito, no podrá ser juzgado según los estatutos y las normas de la CPI.

https://es.rbth.com/internacional/2016/11/17/por-que-rusia-abandona-la-corte-penal-internacional_648581