Un ataque del ejército ruso contra posiciones yihadistas ha causado la muerte de al menos 30 de ellos pertenecientes al Frente Al Nusra en la provincia de Idlib. Entre ellos estaban tres cabecillas, y uno de los cuales planificaban los ataques contra Alepo.

Una vez más, los medios occidentales, siguiendo las órdenes de Obama, culparon a la aviación siria y rusa de los ataques a hospitales y escuelas de la ciudad, en un nuevo intento de dar al mundo una visión del conflicto absolutamente contraria a la realidad.