El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, podría haber solicitado al teniente general retirado Michael Flynn que aceptara el cargo de asesor de seguridad nacional de su gobierno, según versiones de un alto funcionario del equipo del magnate.

El militar retirado, que desempeñó altos cargos de seguridad durante el mandato de Obama, fue objeto de algunas duras críticas en la década de 1980, cuando deploró la invasión de la isla de Granada (el 25 de octubre de 1983) y la incursión militar en Haití (19 de diciembre de 1994), implementada bajo la disculpa de “afianzar la democracia” en aquel país caribeño.

El 30 de abril de 2014, Flynn anunció su jubilación, aproximadamente un año antes de lo previsto para dejar su cargo.

Según los informes internos, el general fue expulsado de la DIA (Defense Inteligence Army) después de enfrentarse con sus superiores, que le acusaron de mostrar un “caótico talante y un deficiente estilo en la gestión y visión del futuro de la agencia”.

UN DATO CURIOSO: LA BBC ACUSA A FLYNN DE SER UN "ISLAMÓFOBO", PERO NO CITA NI UNO SOLO DE LOS DATOS QUE APORTAMOS EN ESTE BLOG

UN DATO CURIOSO: LA BBC ACUSA A FLYNN DE SER UN “ISLAMÓFOBO”, PERO NO CITA NI UNO SOLO DE LOS DATOS QUE APORTAMOS EN ESTE BLOG

Durante una entrevista, Flynn declaró que “se sentía como una voz solitaria, al pensar que Estados Unidos estaba menos a salvo de la amenaza del terrorismo islámico en 2014, que antes de los ataques del 11 de septiembre“.

Igualmente, precisó que una de las causas de su retiro inmediato fue “poner en duda la hipótesis oficial del gobierno de Barack Obama, que aseguraba que el grupo terrorista Al Qaeda estaba cerca de su final“.

Informes publicados posteriormente por la Institución Brookings, destacaban que en el libro The Field of Fight, escrito por el general, demostraba una “peligrosa insistencia en destruir lo que el militar llamaba una alianza de tiranía, dictaduras y regímenes islamistas radicales, en detrimento de la realpolitik que defiende el apoyo al trabajo con “tiranos amistosos“.

Para colmo, Flynn se mostró contrario a la invasión de Libia y viajó a Moscú en 2015, donde fue fotografiado sentado al lado de Vladimir Putin en una cena de gala organizada por el canal estatal de TV, Russia Today (RT), donde ha aparecido regularmente como analista.