Una buena parte del mundo no acaba de superar el show causado por la inesperada victoria del magnate multimillonario Donald Trump en las recientes elecciones presidenciales de los Estados Unidos, EEUU.

¿HAY ALGUIEN QUE ENCUENTRE DIFERENCIA EN LAS POLÍTICAS IMPLEMENTADAS POR ESTOS CRIMINALES?

¿HAY ALGUIEN QUE ENCUENTRE ALGUNA DIFERENCIA EN LAS POLÍTICAS IMPLEMENTADAS POR ESTOS PRESIDENTES?

No son pocas las expresiones de asombro y de incertidumbre por diversos temas, ante la victoria de quien no ocultó durante toda la campaña las declaraciones xenófobas, islamófobas y hasta racistas, entre otras, por eso ha sido y es rechazado en el mundo entero con estruendoso escándalo, que incluso no cesa en los propios EEUU mediante las protestar reiteradas en varias ciudades.

Y es que allí, en el imperio, habían acomodado el fichero para la “rotunda victoria” que alcanzaría la representante demócrata, ente el descabellado Trump, de cuyo juego de dominó no escapó la llamada “gran prensa”, que más del 80 % daban por sentada la victoria de Clinton y por amplio margen.

Con todo este alboroto, el tema Cuba también sale a la luz, máxime si Trump prometió ante los alaridos de los casi centenarios batistianos del sur de la Florida, desestimar los acuerdos que el gobierno de la gran potencia y la mayor de Las Antillas han encaminado en casi ya, dos años del anuncio de restablecimiento de relaciones.

La CNN, una de las que más arremetió contra Trump, está muy “preocupada” por lo qué va suceder con Cuba.

Pues ya debían saber que, con Cuba no sucederá NADA que ya no haya sucedido, millones son los cubanos y cubanas que se expresan con desenfado ante el triunfo del Republicano que, por demás su vida política recién comienza.

Y como son tan singulares esas expresiones, se me antoja dejarle una muestra en este trabajo:

“Trump, republicano, nada es uno más…..”

“Demócratas o Republicanos, con Cuba es más de lo mismo….”

“Periodista Clinton o Trump, de igual, y qué decir, si el marido de la Hillary fue el que firmó todas las leyes esas que afianzaban el bloqueo….”

“Mira Obama es demócrata, restableció relaciones con Cuba, ya se va de la presidencia y sigue el bloqueo, sigue la base en el territorio cubano de Guantánamo, en fin…”

“No hay que temerle a Trump, nosotros palante … “

Estas son solo algunas expresiones de gente común, de esa gente que ha sufrido por años las arremetidas que llegan desde Washington, incluso por gobiernos presididos por quienes nunca se manifestaron en sus respectivas campañas con mensajes xenófobos o islamófobos, como lo hizo el presidente gringo recién electo.

¿Entonces, cual es el problema?

No se trata de Trump, es el sistema. Lo que sucede es que unos más expresivos que otros han hecho gala de actitudes como esas o peores; baste sólo recordar lo que disfrutó la mismísima Hillary Clinton cuando lincharon a Gadaffi.

Entonces ¿cuál es la preocupación con Cuba?

En esta mambisa tierra, andaremos y seguiremos con la Revolución Cubana de la mano, sin bajar las banderas de la dignidad que nos enseñó Fidel, con el firme propósito de la unidad, de la emancipación por nosotros mismos, defendiendo los valores en los que creemos al precio de cualquier sacrificio.

En Cuba conocemos muy bien el poder y de lo que puede ser capaz ese enemigo, que no es Trump – repito- es el sistema, no solo con nuestro país, sino para toda la humanidad.

Pero cubanas y cubanos, con la moral y el coraje que los caracterizan, que son inmensos, seguirán con la Revolución de los humildes y para los humildes, porque aquí NO se rinde nadie.

No hay miedo, no se ha tenido miedo con los 44 anteriores presidentes, por lo tanto Trump no será la excepción.

NOTA.- Que no se preocupen la CNN y otros leguleyos de campañas mediáticas y mentirosas contra Cuba y contra otras naciones que el imperio no puede torcerle el brazo, que en la tierra de Martí y Fidel sabemos que:… No hay nada peor que darle la espalda al enemigo.

http://guajiritasoy.blogspot.com.es/2016/11/cuba-no-le-tengo-miedo-trump.html

aqui-no-hay-miedo