En los últimos 10 días, cinco personas han muerto en España a causa de incendios causados por velas, braseros o instalaciones eléctricas en malas condiciones, ello aunado a que la pobreza energética ha crecido en un 22% en los últimos dos años en ese país y ya a afecta a más de CINCO MILLONES de personas.

Ante esta situación, grupos de vecinos se organizan para impedir los cortes de energía eléctrica.