Mosul, ciudad milenaria de Medio Oriente, está ubicada en el norte del territorio iraquí.

QATAR Y ARABIA SAUDITA CUMPLIERON LAS ÓRDENES DE OBAMA: FINANCIAR AL COLECTIVO TERRORISTA ISIS PARA DESESTABILIZAR TODO EL ORIENTE MEDIO, DADO QUE LOS EE.UU. TEMÍAN ENFRENTARSE DIRECTAMENTE CON RUSIA

QATAR Y ARABIA SAUDITA CUMPLIERON LAS ÓRDENES DE OBAMA: FINANCIAR AL COLECTIVO TERRORISTA MÁS NUMEROSO DEL MUNDO, EL  ISIS, PARA DESESTABILIZAR TODO EL ORIENTE MEDIO, DADO QUE LOS EE.UU. TEMÍAN ENFRENTARSE DIRECTAMENTE CON RUSIA

Con casi dos millones de habitantes en la actualidad, la conocida capital petrolera de Irak siempre fue un blanco de pujas de poder internas y movimientos externos que buscan su control.

Durante muchas décadas, los hidrocarburos que existen en su subsuelo se convirtieron en un botín preciado por muchos.

En 2014, Mosul fue uno de los escenarios más trágicos de la aparición del Estado Islámico (ISIS, o Daesh). Desde esa localidad, Abu Bakr Al Baghdadi anunció el establecimiento del Califato de ISIS.

Aunque en Mosul había apostados alrededor de cien mil soldados iraquíes, un puñado de mercenarios de Daesh ingresaron a la ciudad, saquearon los bancos y arsenales, y desplegaron un conocida política del terror.

En la actualidad, diversas fuerzas militares avanzan hacia la ciudad con el objetivo de liberarla del Daesh. Si Mosul es liberada esto se convertiría en un duro golpe para ISIS, pero no aseguraría su desaparición.

Cuando el gobierno de Bagdad anunció la operación para derrotar a Daesh en esa ciudad, el Ejército sirio denunció que Estados Unidos y sus aliados permitían que los mercenarios salieran de Mosul con dirección a Raqqa, localidad del norte de Siria autoproclamada como capital del Califato.

Para descifrar las consecuencias de la operación en Mosul, dialogamos con Ángel Horacio Molina, politólogo argentino y analista internacional en la cadena informativa Hispan TV.

Molina, que en la actualidad cursa una maestría de Filosofía de la Ética Islámica en la Universidad de Al Mustafá de Irán, asegura que la desaparición de ISIS tiene más que ver con derrotar su ideología takfirí, la cual se profesa en Arabia Saudí, que con su debacle militar.

SEGUIR LEYENDO EN

http://www.barometrointernacional.com.ve/