7476-mujeres-cubanas

Según cifras que expone la Convención sobre la Eliminación de toda forma de Discriminación contra la Mujer, CEDAW por sus siglas en inglés, en Cuba las mujeres representan el 43,9% de la fuerza laboral en el sector estatal civil, el 66,6 % de todos los técnicos y profesionales del nivel medio y superior, el 72% de en el sector de educacional, el 67% en la salud, el 43% en el científico y el 21% en la industria azucarera.

Pero hay más. En la medida en que pasan los años aumenta el número de mujeres que ocupan cargos de dirección a todos los niveles.

Estas representan 27,6% de los Diputados al Parlamento y el 61% de los actores fiscales, mientras que la esperanza de vida es de 76,6 años, superior en 4,6 a la de los hombres.

Estos números hablan por sí solos y dan fe de una sociedad donde las féminas son beneficiarias directas de las estrategias del estado encaminadas a potenciar una política social justa, participativa y en igualdad de posibilidades y oportunidades.

Sin embargo, ante las cifras pudiera parecer contradictorio que a la luz de nuestros días en Cuba, como en otros lares, las mujeres continúan siendo víctimas de una cultura patriarcal heredada y socializada, que arremete contra su desarrollo pleno en el proceso de transformación socio-económica, política y cultural del país.

En este sentido, desde distintas organizaciones e instituciones estatales y de la sociedad civil se trabaja bajo la responsabilidad principal de investigar, prevenir y controlar la violencia de género, con especial atención en la violencia contra la mujer.

Por su sobrado compromiso destacan la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), el Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX), la Cátedra de la Mujer de la Universidad de La Habana, entre otras que han ganado un espacio significativo dentro de los procesos por la igualdad y equidad.

Si bien las acciones encaminadas a sensibilizar sobre estos temas son diseñadas para impactar de forma diaria y durante todo el año, existen varios días de intenso trabajo y que dan lugar a la Jornada Cubana por la No Violencia contra las mujeres y las niñas.

Coloquios, talleres, galas culturales, espacios de debate y de formación e intercambio con mujeres y hombres son algunas de las labores anunciadas para este 2016, en la que también se relanza la campaña “Eres Más”, que promueve el Centro de Reflexión y Solidaridad Oscar Arnulfo Romero (OAR), en su segunda gran etapa hasta 2018.

SEGUIR LEYENDO EN

http://www.radiohc.cu/interesantes/caleidoscopio/112389-ser-mujer-en-cuba