Cientos de ciudadanos sirios han celebrado la entrada oficial de sus Fuerzas Armadas (SAA) en el suburbio de Al-Tall, un barrio clave situado al noroeste de Damasco, que había estado bajo control de los grupos terroristas.

Anuncios