Uno de los sectores que ha resultado fuertemente afectado por la ralentización económica global ha sido la producción siderúrgica.

Muchos países desarrollados encuentran ahora muy complicado el competir con China debido a los altos costos, por lo que el país asiático se está convirtiendo en un objetivo de quejas comerciales.

Acero chino de alto rendimiento. Es así como se produce en una de las muchas factorías bajo el paraguas del grupo Hesteel, el segundo productor siderúrgico más grande de China.

Ha recortado su producción de acero en alrededor de ocho millones y medio de toneladas en los últimos seis años.

El gerente general del Departamento de Planificación Estratégica del grupo Hesteel, Li Yiren dice:

“En los últimos años, la industria del acero se ha ido desarrollando desde la acumulación quantitativa, hasta el incremento cualitativo.”

A pesar de los esfuerzos para recortar la capacidad de producción y depender menos de las exportaciones, el grupo Hesteel todavía se ha visto envuelto en una investigación antidumping.

En abril de este año, la Corporación de Acero de Estados Unidos lanzó una queja contra cuarenta productores siderúrgicos chinos, bajo la Sección 337 de la ley arancelaria estadounidense.

El investigador de la Academia de Ciencias Sociales de China, Zhou Weifu indica: “La violación de la sección 337 es mucho más severa que las medidas antidumping y antisubsidios. Su impacto no sólo es a corto plazo. Supone que este tipo de productos no pueden ser exportados a Estados Unidos.”

La industria del acero se ha convertido en el mayor objetivo de los casos de remedio comercial entre todos los sectores de China.

http://espanol.cctv.com/2016/12/12/VIDEUbxh9lbv3KgdC7A3WAo0161212.shtml

Anuncios