foreign201701011013000191521816918
La robótica inunda el país más poblado del mundo. Hace unas semanas fueron camareros los primeros autómatas que aparecieron en algunos restaurantes chinos.

El éxito obtenido disparó la presencia de esta clase de inventos, por lo que son ya incontables las peticiones de envío de robots a otras naciones.

Hoy, la imagen recogida este pasado 29 de diciembre de 2016, es la  de un pasajero pidiendo ayuda a un robot inteligente en la Estación de Ferrocarril Jinan Oeste, en Jinan, capital de la provincia de Shandong, en el este de China.

Tres “androides de cerebro privilegiado” ofrecen servicios de información a los pasajeros en dicha estación de ferrocarril.

No se conoce que los sindicatos del gigante asiático hayan protestado por esta inopinada competencia desleal.

Anuncios