En un artículo titulado “Por qué quiere elecciones Xavier Doménech?”, José Antich, periodista y ex director de “La Vanguardia”, analiza brevemente el cambio estratégico del mentado profesor y hoy político atrapado en la Incoherència en Comú catalana, al que parecen reventarle las proclamas sobre el referéndum soberanista.

14504723761741

Para Doménech es más conveniente celebrar este año elecciones autonómicas. Otra forma sutil y torticera de cargarse el “derecho a decidir“, digna de un trotsko en su mejor versión: la que tiene por emblema “Donde dije Digo digo Diego“.

Y Antich reflexiona:

“Como muchas veces pasa en política, las tornas han cambiado y aquellos que exigían el referéndum huyen de él como gato escaldado entre declaraciones contradictorias, un día de Colau, otro de Asens, el siguiente de Pisarello o de Coscubiela, y así podríamos seguir un buen rato.

En esta incómoda tesitura, Domènech parece haber dado con la piedra filosofal a todos sus problemas: que se convoquen elecciones ya.

Puigdemont, su gobierno y sus aliados parlamentarios decidirán o harán lo que más les convenga, pero la salida de emergencia para los comunes no debería ser tan fácil.

La mayoría social y política en Catalunya está claramente a favor de un referéndum y ésta es la batalla que los que están a favor del derecho a decidir han de dar este curso.

Lo demás son monsergas o huidas por la puerta de atrás: aquella que conduce directamente a la fustración y a una auténtica via muerta.”

(Fin de la cita)

Ante tamaña bajada de pantalones ideológicos, los comentarios se multiplican en progresión geométrica. Un ejemplo lapidario es este firmado en “El Nacional” por Arnau Estanyol, dice:

Cat Si Que (NO) es Pot y compañías podemitas son afines a la revolución de los sofás y las manifestaciones en los despachos. Revolucionarios de salón, teóricos que hacen de la teoría su realidad y quieren imponérsela a los demás. Lo que íntimamente desean es que nada cambie y siga el “status quo” neo-franquista que hoy prevalece en las españas”

Domènech no es sino otro miembro más del Club de Fans de Pablito que se apunta a la “rectificación”.