En China un niño de 4 años se ahoga en la piscina donde se bañaba, mientras su madre se iba alejando, sin darse cuenta de la tragedia que se avecinaba, dedicada a escribir un mensaje SMS desde su teléfono móvil (celular).

Pero lo increíble es que  ninguna de las personas que se encontraban a menos de dos metros del niño, fueron incapaces de lanzarse al agua para salvarlo.

La pregunta es obvia: ¿Donde se encontraban los equipos de rescate, que deben garantizar la seguridad de cada uno de los visitantes del parque acuático, sabiendo que es obligatorio el uso del chaleco flotante en menores de 7 años)

Anuncios