La Organización de las Naciones Unidas (ONU) informó que desde que se inició el conflicto en Siria, hace más de cinco años, el saldo es de 300 mil personas muertas, un millón de heridos, cuatro millones de civiles refugiados en países vecinos y 7.6 millones desplazados al interior del país.

Sin embargo, ante esas cifras y tras un largo quinquenio de sufrimiento, hay miserables que lavan su conciencia clamando por los refugiados; una diáspora de la que son directamente culpables EEUU, la Unión Europea y las dictaduras de Qatar y Arabia Saudita.

Entre esos animadores del terrorismo, destacan cuatro nombres que firmaron el delirante artículo “Un año para las soluciones” (Rebelión, 2 de enero de 2013),  en el que esos novios de la muerte, fans de la violencia como arma para derribar gobiernos incómodos para EEUU y Europa, fueron capaces de afirmar:

“El balance será aún provisional durante décadas. Pero habría que estar loco -o ser imperialista- para preferir que no hubiera ocurrido”.

LOS CUATRO FIRMANTES DEL PENOSO ARTÍCULO: (de izda. a dcha.) RAÚL ZIBECHI, SANTIAGO ALBA RICO, JOSU JUARISTI Y DABID LAZKANOITURBURU, DEMOSTRARÍAN UN CIERTO GRADO DE HONESTIDAS SI COMETIERAN SUICIDO EN GRUPO CUALQUIER DÍA DE ESTOS, SIGUIENDO EL EJEMPLO DE GILLES DELEUZE O ZENÓN DE CITIO.

LOS CUATRO FIRMANTES DEL PENOSO ARTÍCULO: de izda. a dcha., RAÚL ZIBECHI,  DABID LAZKANOITURBURU, SANTIAGO ALBA  y  JOSU JUARISTI DEMOSTRARÍAN UN CIERTO GRADO DE HONESTIDAD SI COMETIERAN SUICIDIO EN GRUPO CUALQUIER DÍA DE ESTOS, SIGUIENDO EL EJEMPLO DE GILLES DELEUZE O ZENÓN DE CITIO.

 

Anuncios