Una amplia mayoría política y social en España reclama cambios en la Constitución, sin embargo el gobierno de Mariano Rajoy busca limitar el proceso con el apoyo del Partido Socialista Obrero Español (PSOE).

Cabe recordar que la Constitución española fue aprobada en 1978 y, desde entonces, sólo ha sufrido dos modificaciones.

Otro ejemplo de un conflicto similar se produce en Chile, en donde la Constitución vigente en la dictadura de Pinochet, se sigue aplicando en aquella nación.