El Vaticano, último invitado internacional a acompañar el diálogo político que impulsa el gobierno de Venezuela con la oposición, ha sido el centro de manipulación de este último sector político, quien ha anunciado incluso que se retira la Iglesia.

Anuncios