Las tarifas de la electricidad en España volvieron a tocar sus máximos históricos, afectando en particular a las familias con menos recursos económicos.

Mañana los precios superarán los 100 euros por una hora de megavatios (MW), principalmente en las zonas de mayor frío.

Esta situación ha develado la profunda pobreza energética que se vive en la nación europea, donde los ciudadanos simplemente no cuentan con el recurso para pagar estas altísimas tarifas.

Veamos cómo funciona el negocio de la luz, en manos de empresas privadas, cuando debería ser el estado quien controlara la energía.

 

Anuncios