Sindicatos y organizaciones sociales de España denuncian que la saturación en los servicios de urgencia de muchos hospitales públicos de ese país se debe a los recortes presupuestarios en el sector y a las políticas de privatización.

Anuncios