París, 5 feb (PL) El candidato izquierdista a las presidenciales en Francia, Jean-Luc Melenchon, acaparó hoy titulares al aparecer en dos actos simultáneos gracias al uso de un holograma, nota distintiva de una intensa jornada con varios mítines pre-electorales.

El líder del movimiento Francia Insumisa estuvo presente físicamente en Lyon y a través de la herramienta tecnológica en el norte de París, dos encuentros que reunieron en total a más de 18 mil personas, de acuerdo con los organizadores.

Tal como comentan analistas y medios de comunicación, la jornada de este domingo pasará a la historia como la primera vez en que un holograma fue usado en la política gala.

Durante el día también el aspirante presidencial Benoit Hamon encabezó un mitin multitudinario en el que fue investido como candidato oficial del partido Socialista, mientras la ultraderechista Marine Le Pen lanzó su campaña con un acto masivo en la ciudad de Lyon.

El primer momento del intenso domingo fue el de Hamon, quien abogó por un nuevo modelo desarrollo para Francia basado en las políticas sociales y ecológicas, y no en priorizar el mero crecimiento económico.

El aspirante sostuvo que el país no podrá avanzar si mantiene la obsesión del crecimiento del Producto Interno Bruto, y llamó a priorizar cuestiones sociales y ecológicas como clave para garantizar una sociedad más justa.

En un largo discurso, el político defendió varias de sus propuestas como establecer una renta universal para garantizar a toda la población condiciones dignas de vida, una proposición muy atacada por sus rivales.

También se refirió a la necesidad desarrollar acciones encaminadas a la juventud, mejorar el acceso y las condiciones de trabajo de los ciudadanos y de fortalecer la Unión Europea en un momento crítico del proyecto de integración regional.

Por su parte, Melenchon afirmó que el corazón de su programa es pasar a una sexta República con una nueva constitución redactada por los ciudadanos.

El candidato se refirió a los varios desafíos como el mantenimiento de la paz, la lucha contra el calentamiento global y la distribución equitativa de las riquezas.

En este sentido, consideró escandalosas las diferencias actuales en Francia, donde algunos son millonarios y otros ni siquiera tienen donde vivir, por lo que abogó por una redistribución de las riquezas que contrarreste los desequilibrios.

Respecto a política internacional, el líder de Francia Insumisa criticó las proyecciones belicistas de la Europa actual, y abogó por una salida de Francia de los tratados regionales.

Por otro lado, defendió la necesidad de reforzar los lazos con Rusia y sostuvo que ‘lo rusos son socios para nosotros’.

La jornada política cerró con el acto de la ultraderechista Le Pen que ofreció un discurso centrado en el nacionalismo y se presentó como ‘la candidata del pueblo’.

La aspirante a la presidencia ratificó algunas de sus posturas más características como el rechazo a la migración, particularmente la musulmana, y el respaldo a las políticas del presidente estadounidense, Donald Trump.

oda/lmg

Anuncios