En Rumanía, ya suman ocho días de protestas sociales que iniciaron en rechazo a un decreto ley que despenalizaba algunos delitos por corrupción. Éste fue revocado, pero ahora los rumanos exigen la renuncia del Gobierno.

Anuncios