El pueblo puertorriqueño está feliz por la llegada de Oscar Rivera López a su país, tras permanecer más de 35 años en una prisión de máxima seguridad de Estados Unidos, sentenciado por haber luchado por la independencia de Puerto Rico, ante el dominio colonial de Estados Unidos.

No obstante, el héroe deberá permanecer bajo vigilancia hasta el 17 de mayo, fecha en la que podrá circular con total libertad.

Anuncios