En España, las pensiones sufrirán la más severa devaluación de toda la Unión Europea en los próximos años.

Si los jubilados cobran hoy apenas el 80% de lo que percibirán en los últimos años de su trayectoria laboral, en apenas cinco o seis años recibirán el 50%.

Anuncios