Hace dos años, los Gobiernos de China y Venezuela ratificaron el llamado Plan de Desarrollo 2015-2025, con el objetivo de profundizar la cooperación y construir la economía productiva del Ejecutivo venezolano.

A lo largo de la reunión se explicó el contenido de la Agenda Económica Bolivariana para el desarrollo de 14 motores productivos compuesto por: áreas agroalimentaria, farmacéutica, industrial, nuevas exportaciones para generación de divisas, economía comunal, social y socialista; hidrocarburos, petroquímica, minería, turismo nacional e internacional, construcción, forestal, militar industrial, telecomunicaciones e informática y banca pública y privada.

Dos años más tarde se inició el encuentro de la Mesa Mixta de Alto Nivel China-Venezuela. Previamente se realizó una videoconferencia en la que el Gigante asiático prometió que garantizará la seguridad alimentaria de los venezolanos.

Anuncios