La entrega de los famosos premios Grammy nunca vivieron protestas contra el bloqueo a Cuba, ni contra las guerras e invasiones en las que se involucraba el imperio, ni contra el terrorismo que arrasó Libia y Siria, ni siquiera como rechazo a los golpes de estado en Latinoamérica (Honduras, Paraguay, Brasil), pero este año sí han servido como plataforma contra el presidente Trump.

Mantener contratos y actuaciones exigía pronunciarse contra el mandatario más vocinglero de la historia. El grupo de rock Katy Perri, Beyoncé, Jennifer López, fueron algunos de los que se pronunciaron al respecto.

Anuncios