Las recientes redadas de indocumentados en Estados Unidos han despertado el interés de medios de comunicación, pero no porque les importen los derechos humanos de los indocumentados ni la denuncia del abuso, lo hacen porque es pan caliente y noticia fresca que se puede aprovechar para un sinfín de objetivos.

LA HIPOCRESIA DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN ES MÁS GRANDE QUE EL OCÉANO PACÍFICO

LA HIPOCRESIA DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN ES MÁS GRANDE QUE EL OCÉANO PACÍFICO. LAS DEPORTACIONES SON HABITUALES EN DECENAS DE PAÍSES Y MÉXICO NO ES UNA EXCEPCIÓN.

Pero este aprovechamiento no viene solamente de medios de comunicación, también se apuntan urgentes: artistas, cineastas, poetas, comunicadores sociales, líderes comunitarios y abogados especializados en inmigración, ¿finalidad?, sacar la mejor tajada del pellejo reventado del indocumentado.

¿Y las deportaciones que realiza México?

Porque si los indocumentados latinoamericanos importaran en realidad, se pondría mayor interés en las deportaciones que realiza México, en su mayoría centroamericanos pero también caribeños y africanos.

¿Por qué el silencio ante esto? ¿Por qué el silencio ante la política migratoria de República Dominicana con inmigrantes haitianos?

Salgámonos momentáneamente de Estados Unidos y veamos al sur de la frontera del río Bravo, ¿con qué nos encontramos?

Desapariciones forzadas, violaciones sexuales, torturas, tráfico de personas con finalidad de explotación sexual, laboral y tráfico de órganos; un genocidio de migrantes.

¿Cómo trata Centroamérica a los migrantes indocumentados de otros países, acaso no realizan también deportaciones?

Las redadas en Estados Unidos son pan de todos los días, ¿quiénes las denuncian, qué medio internacional está atento y le da seguimiento?

Lo que está pasando con el gobierno de Trump no es nada nuevo, Obama deportó cerca de 3 millones de indocumentados.

Cuando Obama recién se convirtió en presidente se hicieron redadas en estaciones de tren, de autobús, en restaurantes, discotecas, fábricas, de la misma forma como lo está haciendo hoy la administración de Trump.

SEGUIR LEYENDO ORIGINAL Y COMPLETO

aut_3908NOTA.- Escritora y poetisa. Ilka Oliva Corado nació en Comapa, Jutiapa, Guatemala, el 8 de agosto de 1979. Se graduó de maestra de Educación Física. Hizo estudios de psicología en la Universidad de San Carlos de Guatemala, y en 2003 emigrar a Estados Unidos como indocumentada cruzando el desierto de Sonora en el estado de Arizona. Es autora de cuatro libros.

Anuncios