El gobierno de Venezuela demostró las mentiras lanzadas a través de la cadena CNN en español, y acusó a la citada plataforma de violar las leyes de Responsabilidad Social en Radio, Televisión y Medios Electrónicos, decretando la suspensión de la señal en aquel territorio.

Por su parte, la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) de Venezuela abrió un proceso sancionatorio contra el medio estadounidense CNN, que obedece a que ha venido difundiendo contenidos “que podrían constituir un delito de agresiones directas que atentan contra la paz y la estabilidad democrática del pueblo venezolano”, lo cual genera un clima de intolerancia.

Desde este blog aplaudimos ambas medidas e instamos a los partidos españoles que se dicen de izquierda, a que denuncien en el parlamento las habituales mentiras y manipulaciones, noticias falsas y rumores sin confirmar, de cadenas como RTVE, la Secta, Antena-3, Tele-5, etc., cuya labor informativa es la misma que realiza la CNN.

Anuncios