LOS LÍDERES DE PODEMOS NO TIENEN CARA DE ANTISISTEMAS, SINO DE MISILES ANTIRRUSOS

LOS LÍDERES DE PODEMOS NO TIENEN CARA DE ANTISISTEMAS, SINO DE MISILES ANTIRRUSOS

Nuevamente WikiLeaks vuelve a tirar de las caretas. En un documento filtrado a través de su base de datos, la CIA reconocía que Julio Rodriguez, el general que ha sido elegido el pasado fin de semana para integrar el más alto órgano de dirección de Podemos, el Consejo Ciudadano Estatal, “es uno de los nuestros“. Según los servicios de la CIA en Madrid, “el general Rodríguez mantiene posiciones pro estadounidenses”.

En este reportaje de nuestro colaborador y corresponsal en Madrid, Aday Quesada, se reproduce íntegro el informe de la Inteligencia americana, así como un enlace directo al documento oficial en la base datos de WikiLeaks.

AL CLUB DE PABLITO NO LE FALTA DE NADA: TIENEN POLÍTICOS, PROFESORES, FILÓSOFOS, GENERALES, BANQUEROS,... SOLO LES FALTA UN OBISPO, AUNQUE EL PAPA ES AMIGO

AL CLUB DE PABLITO NO LE FALTA DE NADA: TIENEN POLÍTICOS, PROFESORES, FILÓSOFOS, GENERALES, BANQUEROS,… SOLO LES FALTA UN OBISPO, AUNQUE EL PAPA PACO ES UN “CLÉRIGO” ADMIRADO POR LOS DE IGLESIAS

Casi todo el mundo sabe que el hoy miembro del Consejo Ciudadano Estatal de la organización política Podemos, el general Julio Rodríguez, es un militar que tomó parte activa y responsable en el diseño de la operación militar que iba a facilitar el bombardeo de Libia por parte de Francia, Inglaterra y los Estados Unidos.

A estas alturas, ni siquiera los cuadros dirigentes de Podemos se atreven a negar esta evidencia. Para evitar que la polémica pueda salpicarlos, lo que hacen es eludir el tema.

Piensan que si alguna circunstancia, persona o acontecimiento les arrincona ante una contradicción, lo más saludable es piruetear sobre ella y eludirla.

Han convertido esa técnica en una suerte de modus operandi, que aplican con todo aquello con lo que en el pasado reciente reconocian estar comprometidos.

Pero, en realidad, esta “habilidad” suya no es novedosa. Para los políticos del régimen de la llamada “monarquía juancarlista” esta práctica ha sido muy común a lo largo de las últimas cuatro décadas: eludir lo que pueda comprometerlos y hablar crÍpticamente para que nadie los entienda.

Algo a lo que la dirigencia universitaria de Podemos se ha adaptado con velocidad vertiginosa.

SEGUIR LEYENDO ORIGINAL Y COMPLETO

Anuncios