EL ANTIRRUSISMO DEL SIGLO XXI ES UN SÍNTOMA CLARO DE LA PARANOIA OCCIDENTAL ANTE SUS PROPIAS ESTUPIDECES, CRISIS, GUERRAS Y ELECCIONES

EL ANTIRRUSISMO DEL SIGLO XXI ES UN SÍNTOMA CLARO DE LA PARANOIA OCCIDENTAL ANTE SUS PROPIAS POLÍTICAS, BASADAS EN LA MENTIRA, LA CORRUPCIÓN, LA AGRESIVIDAD Y UNA DEMOCRACIA FRAUDULENTA

Mientras que el responsable de la Asociación francesa “!En Marcha¡” (1) daba a entender que Moscú estaba detrás de esa organización política (fundada por el candidato socialista Emmanuel Macron), el Ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguei Lavrov, recordaba que este tipo de difamación no se sostiene sobre evidencias y hechos demostrables.

LAVROV ES UN MINISTRO DE EXTERIORES ATÍPICO POR CLARO, IRÓNICO, REFLEXIVO, CONCISO Y FIRME. TODO LO CONTRARIO DE JOHN KERRY

LAVROV ES UN MINISTRO DE EXTERIORES ATÍPICO POR CLARO, IRÓNICO, REFLEXIVO Y CONCISO

«No he visto ninguna prueba, sólo acusaciones que aseguran que [los rusos] habrían intentado hackear los sitios web del Partido Demócrata [Estados Unidos]. Ahora dicen que lo mismo está ocurriendo en Francia, Alemania o Italia», lamentó con ironía el jefe de la diplomacia rusa, durante la Conferencia sobre Seguridad internacional  que se celebró en Munich el 18 de febrero.

El ministro se refería a las falsas denuncias contra supuestos hackers rusos durante la campaña presidencial de Estados Unidos, en las que desde las filas de Hillary Clinton se pregonó que Moscú estaba detrás de la elección de Trump.

Sin embargo, el portal WikiLeaks – que ha revelado algunos mensajes internos del correo electrónico oficial del Partido Demócrata de Estados Unidos – siempre ha refutado tales cargos contra el Kremlin.

«Cuando Donald Trump acusó al Partido Demócrata de haber cometio irregularidades durante los comicios presidenciales, los voceros de Clinton respondieron al hoy presidente que les presentara pruebas», señaló Lavrov.

Y prosiguió con sorna: «Pero cuando los rusos somos el blanco de quejas parecidas y exigimos evidencias, no  nos responden».

A principios de este mes de febrero, el Secretario General del movimiento “¡En Marcha¡”, Richard Ferrand, dio a entender que Moscú estaba trabajando para que Macron fracasara en las elecciones francesas.

«Yo digo que no hay cientos, sino miles de ataques a nuestro sistema digital, a nuestra base de datos y a nuestros sitios web. Y casualmente, vienen desde cerca de las fronteras de Rusia», afirmó en el canal France 2.

Hace varias semanas que el portavoz del presidente de la Federación Rusa, Dmitri Peskov, desmintió tales insinuaciones calificándolas de totalmente absurdas.

(1) “¡En marcha!” es una Asociación destinada a promover la Renovación del Partido Socialista francés, inscrita en los registros el 6 de abril de 2016 por Emmanuel Macron, entonces Ministro de Economía e Industria del primer ministro Manuel Valls.

Anuncios