Cuando los medios occidentales bromeaban sobre las declaraciones de Donald Trump y sus alusiones a “lo que está pasando en Suecia”, no pudieron sospechar que en menos de 48 horas, un barrio de Estocolmo fuera escenario de violentísimas protestas, en las que ardieron automóviles y hubo disparos reales.

LOS MEDIOS OCCIDENTALES HAN QUEDADO EN RIDÍCULO ANTE LAS PREDICCIONES CUMPLIDAS DEL "PROFETA TRUMP"

LOS MEDIOS OCCIDENTALES HAN QUEDADO EN RIDÍCULO ANTE LAS PREDICCIONES CUMPLIDAS DEL “PROFETA TRUMP”

Al menos ocho vehículos fueron incendiados y decenas de escaparates destrozados por un grupo de jóvenes migrantes, en la noche del 20 de febrero al 21, en el barrio de Rinkeby, suburbio de la capital. La policía hizo uso de balas reales.

En ese lugar, donde la mayoría de los habitantes son de origen inmigrante, treinta o cuarenta jóvenes participaron en los incidentes referidos, que de acuerdo con estimaciones de la policía, han sido los más violentos desde 2016, cuando en este mismo sector de la capital ardieron decenas de coches particulares.

La primera llamada a las autoridades partió de un vecino que fue testigo de una agresión, cuando vio a un grupo de gente joven apaleando al dueño de un estanco.

captura2

La policía llegó rápidamente al lugar tratando de detener a los atacantes, quienes se defendieron arrojando piedras y todo tipo de objetos sobre la policía. Uno de los agentes fue herido en el brazo y hospitalizado.

La tensión llegó al límite cuando el comando de agentes respondió a las agresiones con fuego real, según declaraba un comisario de policía de la ciudad al diario sueco Dagens Nyheter.

El grupo agresor desapareció entre las calles del barrio pero ninguno de ellos resultó herido, según la información de la comisaría del distrito.

Esta no es la primera vez que Suecia enfrenta este tipo de incidentes. A principios de diciembre de 2016, al menos 70 vehículos fueron incendiados en varios distritos de Estocolmo en una sola noche.logo rt

Anuncios