La campaña de declaración jurada y Pago de Tributos 2017 que comenzó desde el pasado mes de enero, representa un significativo aporte al equilibrio financiero del país, fundamentalmente para respaldar gastos como la salud, la educación, la cultura y la seguridad social.

Recordemos que la mayoría de los/as ciudadanos/as no estaba obligada a pagar impuestos, dado que en 1959 la revolución de abolió casi todos los impuestos.

En la década de 1990,  después de la caída de la Unión Soviética, que dio comienzo al llamado Periodo Especial, el Gobierno cubano impuso algunos gravámenes, manteniendo los salarios y los servicios sociales gratuitos.

Los llamados “lineamientos” (reformas estructurales de la economía en lo referente a declaraciones de ingresos y pago de impuestos) introducid0s por el Gobierno y que favorecieron a la iniciativa privada (cuentapropistas y trabajadores autónomos), fueron diseñados de cara a fomentar y fortalecer el sostenimiento de la pequeña empresa.

Para perfilar los métodos de Declaración de ingresos y pago de impuestos, el gobierno estudió los sistemas fiscales de varias naciones como China, Vietnam o Venezuela, adecuándolos a las características peculiares de la isla.

Anuncios