Rusia y China han vetado este martes la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU sobre las armas químicas, que incluía la implementación de sanciones contra Siria.

El documento ha sido apoyado por nueve miembros del Consejo de Seguridad, tres países han votado en contra, además de Moscú y Pekín, se trata de Bolivia, mientras que Egipto, Kazajistán y Etiopía se han abstenido.

El Consejo de Seguridad de la ONU ha llevado a cabo la votación de la resolución que condena el uso de armas químicas en Siria por parte de las Fuerzas Armadas.

Si hubiere sido aprobado el documento, cuyo borrador fue propuesto por EE.UU., el Reino Unido y Francia, varias personas, entidades y organizaciones implicadas, podrían haber sido sancionadas.

Anuncios