La gilipollez, en su máxima expresión, parece haberse asentado definitivamente en los platós de las cadenas de alcance nacional. Perrodismo, punto 2.

LOS TEMAS QUE DEBATEN LAS TELEVISIONES ESPAÑOLAS DURANTE HORAS Y HORAS DEFINEN A LAS CLARAS LA ESTUPIDEZ COLECTIVA DEL PERRODISMO BORBÓNICO.2

LOS TEMAS QUE DEBATEN LAS TELEVISIONES ESPAÑOLAS DURANTE HORAS Y HORAS DEFINEN A LAS CLARAS LA ESTUPIDEZ COLECTIVA DEL PERRODISMO BORBÓNICO.2

Me entran enormes deseos de alquilar un autocar y lanzarme por las calles de Madrid con mensajes tan “proclives al odio” como “¿Tienen un pene en la cabeza los periodistas de La Cuatro?“, o “¿Tienen una vulva en el cerebro las redactoras de La Secta?“.

Aunque tal vez sean menos repulsivas estas dudas: “¿Tienen huevos los responsables de los telediarios de RTVE?” o “¿Tienen ovarios las locutoras de Telecinco?”.

Mi vecina Antonia sugiere otra: “¿Tiene pene el diputado polaco que llamó inferiores a las mujeres?“, pero la más peligrosa de las cuestiones es “¿Intentaría besar a Teresa Rodríguez siendo usted polaco y padeciendo de ausencia de pene?”. 

Todo esto viene a cuento de la enorme cantidad de tiempo perdido en todos los medios de comunicación, debatiendo cuestiones tan estúpidas e irrelevantes como la del autobús de “Hazte oír”, la del empresario acosador que intentó besar a la lider del Club de Pablito en Cádiz y la del eurodiputado neonazi polaco (¿que se puede esperar de ese país?) que considera a las mujeres menos inteligentes que los hombres.

Solo los imbéciles puede pasarse horas y horas charlando sobre estupideces de ese calibre.

Anuncios